No más, Santo Tomás.

Ayer, después de acabar lo de Tris_Star 200, juré no volver el año que viene a Jerez para volver. No por que la experiencia haya estado mal. Es por la responsabilidad con un equipo. desde luego los triatletas disfrutaron; compiten con la élite mundial. Vinieron muchos profesionales a preparar pruebas mayores y consolidadas en el calendario como el iroman de Hawaii. El año que viene habrá tortas durante la inscripción por la posibilidad de medirse con cierta gente.

El ambiente muy bueno, la familia que estuvo en la playa de Sanlucar comentaron que las trancisiones fueron estupendas. En el Bajo de Guía ves la de la bici al agua y al pasar en una barcaza ves la trancisión del agua a la carrera.

El fallo estuvo en nuestra, mejor dicho “mi”, planificación de la carrera. Fuimos muchos a la carrera, dos equipos de tres y uno individual. Eramos 7 participantes y con familia y niños. Alquilamos un cortijo a buen precio en la carretera Jerez-Sanlucar. Pero al salir de trabajar a las 3 de la tarde el viernes, tener que llegar a Jerez, recoger dorsal en una zona de Jerez y entregar las bicicletas en otra zona de Jerez, todo ello antes de las 6:30 nos hizo que anduvieramos mucho tiempo con el coche por el laberinto que supone Jerez. Motivó que llegaramos al cortijo a las 9 de la noche para recoger las llaves sin nada para preparar comida. Tirando para Sanlucar, sin saber donde acudir, lo único que encontramos fue ¡¡¡un Macdonalds!!!

(Lo siento, supongo que para mucho eso es un ESTUPIDEZ, comer en Sanlucar en un MacDonald en vez de en Bajo de Guía)

Con esa comida no se puede plantear uno una carrera. Los miembros de mi equipo son muy competitivos y unos máquinas. El ciclista hizo los 169 kilómetros en el grupo de cabeza, llegando el decimo a la playa, en 4 horas 28 minutos. Y el nadador nadó el kilómetro del rio, con la corriente que tenía, en un tiempo muy bueno, 16 minutos, adelantando a 2 ó 3 nadadores. La responsabilidad y la presión que tenía me pudieron, que unido al comer mal el viernes acabaron conmigo.

Llevaba buen tiempo. El chip marcó en un control a los 10 kilómetros 40 minutos exactos, por arena. Pero en el kilómetro 22 me apretó el estomago y vomité. A partir de aquí trotando, nada de parar a andar, sufriendo llegando a la meta vomitando todo lo que bebía, acabando en la enfermería con 50 de glucemia.

Mala planificación porque pensaba que con un avituallamiento cada dos kilómetros no necesitaba llevar nada pero uno tiene que llevar lo suyo, lo que acostumbra, al menos agua para beber cuando me apetezca y mis dátiles. Uno es de carreras populares, con frutos secos, datiles, buenos platanos y charla con los voluntarios.
Aquí era pues geles, barritas de azucar (especie de carne de membrillo) y bananas verdes. Y llegué trotando sin echar el pie a andar por la presión de ir con el equipo pero por mi culpa bajamos mucho en la clasificación.

Como experiencia bien por ver a la elite, pues yo no pude competir, salió muy mal. Y pasamos un buen fin de semana un buen grupo de amigo. A mi equipo le recomiendo que para el año que viene busquen otro corredor, que con los tiempos que marcan los dos no tendran problemas para encontrar un corredor para intentar quedar en muy bien lugar.

Yo acudiría con un equipo que vaya a manejar el margen de las 13 horas de competición, sin presión ninguno. A mis amigos les diría que nada de incluirme en ningun equipo para el año de viene.

Anuncios

Acerca de Fco Javier Casas Ciria

Médico, especialista en Microbiología y Parasitología. Actualmente trabajando en el Servicio Andaluz de Salud.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a No más, Santo Tomás.

  1. Carlo dijo:

    Tampoco seas tan duro contigo mismo. Tus amigos seguro que conocían tu nivel, y lo que te pasó fue un imponderable que le podría haber ocurrido a cualquiera. Evidentemente es poco consuelo, pero no te mortifiques. Para el año que viene, en ese equipo o en otro, vuelve allí y disfruta.

    Saludos. 😉

  2. Radio68 dijo:

    Yo creo que eso mismo nos pasaría a todos los que disfrutamos corriendo, no compitiendo.
    Lo nuestros como bien dices, son las carreras populares.
    Un saludo

  3. javicaci dijo:

    Carlos
    El año que viene vuelvo pero a ver el “espectáculo” desde la barrera, animando a los amigos. Yo vuelvo a mis carreras de montaña que son lo mio. Por este triatlón me pierdo “ventialgo” kilómetros de montaña en Benalmádena y la Maratón de la Almudayna.

    Saludos

    Radio68
    Si Radio 68, me vuelvo a mi redil y este domingo a salir con mi camel-back y mis datiles y a trotar y disfrutar.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s